El misterio tras la muerte de Pablo Neruda

La ciencia forense no deja de sorprendernos y es que recientemente se ha tenido noticia de que expertos internacionales, han anunciado que la muerte de Pablo Neruda no fue producto del cáncer como se creía. Aunque algunos especulan sobre la vinculación del trágico suceso al régimen de Augusto Pinochet, esto no puede ser demostrado.

El célebre poeta, político, diplomático y bohemio chileno, murió en 1973 a la edad de 69 años, pocos días después de que fuera derrocado el Presidente Salvador Allende a manos del ejército dirigido por Pinochet.

La muerte alcanza a Neruda mientras se preparaba para huir al exilio en México desde donde se dispondría a liderar la resistencia en contra de la dictadura. Su lecho de muerte fue una clínica de Santiago en la que era tratado para intentar erradicar su cáncer de próstata.

El certificado de muerte no deja clara la causa de esta, por lo que no se explica por qué la versión oficial, le atribuye al cáncer el deceso del famoso escritor. Se sabe que el proceso de investigación

que contó con la participación de expertos de diversos países como Canadá, España, Chile y Dinamarca; se inició a partir de la duda generada a partir de la declaración del conductor de Neruda quien declarara en 2011 que el poeta recibió una misteriosa inyección en el pecho antes de morir.

El grupo de científicos no pudo alcanzar una conclusión definitiva sobre las causas de la muerte, por lo que no es posible saber hasta ahora si realmente fue asesinado, sin embargo, las bacterias presentes en el cadáver siguen siendo objeto de estudio con el fin de conocer si alguna de ellas pudiera haber ocasionado la muerte del autor.

Se espera que la ciencia forense pueda develar este misterio que pudiera permitir que conozcamos más sobre las acciones de la dictadura de Pinochet.