Mi sala de videojuegos ideal

Una buena sala de videojuegos debe ser tan agradable y cómoda como un casino. Para comenzar elija un área exclusiva para su sala de videojuegos, el tamaño es importante, porque esta ubicación no es móvil, necesitará espacio para la instalación de TV sin ruido, así como las consolas y la silla reclinable o el sofá que ha preparado para su comodidad. Asimismo, piense en dejar espacio para amigos que quieran pasar y jugar con usted.

Los efectos de sonido son fundamentales ya que incrementan la emoción mientras se juega. Si no instala altavoces excelentes, no experimentará el juego en su esencia. Algunos altavoces recomendados son de 2.1 canales, 5.1 canales, 7.1 canales, 9.1 canales, también puede optar por los de conexión inalámbrica.

Debe contar además con una silla reclinable o un puff para sentarse durante horas sin sentirse cansado.

La sala de juegos es un lugar ruidoso y aunque los jugadores utilicen audífonos, de vez en cuando pueden gritar de rabia o felicidad. Para ocultar estos ruidos, se recomienda cubrir toda la habitación con insonorizaciones.

También puede utilizar un proyector para disfrutar del juego en una pantalla de visualización más grande, o elegir entre instalar un proyector o un televisor LED optimizado. Asegúrese de que el televisor o el proyector se puedan conectar a parlantes, cónsolas y otros elementos esenciales del juego. Si opta por una pantalla de TV entonces use un espacio vacío en la pared que bien puede adaptarse con paletas de madera recicladas, convirtiéndolas en un almacenamiento conveniente para los engranajes de juego.

Las cónsolas de videojuegos más populares son: Microsoft Xbox, Nintendo Wii o Sony PlayStation. No olvide los controladores adicionales.

Tome en cuenta también la iluminación, pues no debe ser demasiado brillante. Si elige una configuración de TV, la luz no se debe montar en la pared frente al televisor. Lo ideal es una iluminación de control con botón pulsador.