La Antipoesía en Chile

La historia de Nicanor Parra es la historia de cómo un físico y matemático terminó siendo uno de los poetas mas influyentes del último siglo. Hijo de un músico y una modista, Nicanor siempre tuvo afinidad por el arte popular. Proveniente de una familia humilde, su casa fue su primera escuela, para luego, alcanzar el acceso a la secundaria gracias a una beca de estudiantes pobres del Internado Nacional Barros Arana, en donde pudo graduarse y acceder a estudiar física y matemática en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile.

Fue el creador de un movimiento poético muy innovador llamado “la antipoesía” nacido en 1935 cuando con dos amigos, Millas y Pedraza fundaron “la revista nueva” que fue distribuida entre profesores e inspectores del internado. Era una revista con un humor satírico, en ella se encontraban chistes y bromas que, por su irreverencia, le costarían a Nicanor una sanción ante el rectorado.

En 1948 logra publicar algunos de sus trabajos en la antología poética titulada “13 poetas” en la que comparte autoría con Eduardo Anguita, Braulio Arenas, Jorge Cáceres, entre otros.

Este trabajo se caracterizó por ser antipoesía en su totalidad con la intención de quitarle el carácter serio, solemne, grave, a la poesía que se venía escribiendo hasta el momento.

Su consagración como poeta ocurre en 1954 cuando hace la publicación de una de sus obras más exitosas llamada “Poemas y antipoemas” la cual causó gran impacto en todo Chile ya que se contraponía a lo que ya venían escribiendo autores muy grandes como Pablo Neruda, Vicente Huidobro y Pablo de Rokha. Parra alcanzó 75 años de intensa actividad literaria a los que se le adhieren numerosas antologías, más de veinte poemarios y muchas colaboraciones en proyectos artísticos. Sin duda Nicanor Parra rompió desde las barreras sociales, pasando de la pobreza al éxito, hasta las barreras profesionales, siendo un científico y uno de los más grandes poetas de la historia americana.