¿Por qué comprar un sistema de seguridad para tu vehículo?

Adquirir un sistema de seguridad para tu automóvil es siempre una buena inversión porque te permitirá proteger a tu familia, tu propiedad y tu integridad personal. Esta inversión también le permitirá el resguardo de sus pertenencias personales y de los equipos instalados en el vehículo, con lo cual tu póliza de seguros podría resultar menos costosa.

En la actualidad existen sistemas de seguridad muy completos, que te permiten una convivencia más integral con el vehículo. Por ejemplo, un pequeño control podría permitirte armar y desarmar la alarma, bloquear y desbloquear las puertas e incluso abrir el porta maletas. Sistemas más avanzados integran el teléfono móvil a la seguridad del vehículo, permitiéndoles a los usuarios monitorear y controlar la seguridad del automóvil a través de éste.

Cómo funciona un sistema de seguridad típico

Al salir del vehículo presionas un botón y puedes percibir una señal sonora que te indica que se ha armado el sistema de seguridad; aunado al sonido característico del bloqueo de las puertas, muy a menudo también habrá una luz led parpadeando. En general los sistemas están diseñados para detectar si una puerta ha quedado entreabierta, lo cual podrás saber porque el indicador sonoro hará un ruido diferente al habitual.

Usualmente, un ladrón que se percata de la señal LED prefiere buscar otro vehículo, pero si su osadía lo impulsa a continuar con sus intenciones de robar su auto, se dispararán las alarmas; en algunos casos el sistema contempla un sonido de advertencia inicial, en otros una explosión sonora se inicia de inmediato.

Las innovaciones en materia de seguridad ponen a su alcance sistemas que producen una vibración del control cuando una persona intenta irrumpir en el vehículo. Hay sensores de alarma que se activan si el ladrón intenta violar el sistema rompiendo un vidrio en vez de violar las puertas.

La tecnología está a la orden del día en cuanto a seguridad se refiere, úsala.